Apelton es la materialización de un sueño que empezó en el 1994 para convertirse en una realidad en el 2008.

Desde el 1990 el sector dental irrumpió en mi vida siendo éste un total desconocido para mi, más allá de un dolor de muelas, es lo único que sabía de él.

Nunca imaginé llegar hasta aquí… y lo que nos queda por andar, aprender y compartir.

Descubriendo mi pasión por la parte creativa, que me permite desarrollar desde el proyecto de una nueva clínica, hasta una campaña de marketing con gran dedicación. Con el foco puesto siempre en las universidades y los estudiantes de odontología, hemos ido nutriendo nuestra empresa de grandes clientes, amigos y mucha experiencia.

Alberto Llopis, una gran persona, profesional y amigo que ya no nos acompaña porque así lo quiso el destino, decía que: “no estábamos aquí para hacer amigos” y razón tenía, pero en el fondo sabía que era inevitable.

Ana Company, compañera y amiga, comparte conmigo ésta aventura desde el principio, siendo parte importante de ésta historia, nuestra historia.

Fede y Lorena que llegaron hace menos tiempo y ya se han convertido en unos compañeros de viaje necesarios.

Durante éste tiempo, muchas son las personas que me han acompañado en esta aventura, algunos continuan y otros decidieron coger otras direcciones. De alguna manera, todas esas personas que en algún momento se han cruzado en mi camino, y me han acompañado durante un largo o corto tramo, así como los que aún están conmigo, forman parte del espíritu de nuestra empresa, de Apelton.